Come from HONG KONG

Cuando piensas en Hong Kong, lo primero que te viene a la cabeza son enormes rascacielos, miles de viviendas amontonadas unas encima de las otras, estructuras imposibles, infinidad de luces de colores al anochecer y un tráfico tanto de personas como de vehículos difícil de olvidar. Y en todo esto Hong Kong no te decepciona. Pero es solo cuando te adentras en sus suntuosas calles, cuando exploras sus escondidos templos, cuando experimentas su ancestral cultura y conoces a sus gentes, cuando puedes decir que has estado en Hong Kong.

 

*You can license this footage through Filmsupply.

// or contact the media department: [email protected]

Fecha

October, 2013

Categoría
Vídeo