Sony A7s Video análisis.

01 sep Sony A7s Video análisis.

Por Enrique Pacheco y Macgregor – Los que ya tenemos algunos años de trayectoria fotográfica, somos conscientes de que –en este momento– vivimos en la cresta de la ola tecnológica. Nunca antes las novedades y avances en la fotografía han sido tan rápidos, continuos y han afectado tanto a la forma en la que disparamos o grabamos nuestras imágenes. Incluso la transición entre analógico y digital se antoja lenta y progresiva si la comparamos con la vertiginosa aparición de nuevos sensores, cuerpos y software de los últimos años.

Podríamos pensar entonces, que ya nada puede llamar la atención del usuario, que pocos productos de entre la marabunta de lanzamientos, pueden despertar la ilusión del amateur y mucho menos penetrar en el exigente mercado profesional. Pero por suerte, cada 2 o 3 años, los fabricantes japoneses consiguen, a veces con gran esfuerzo, y otras casi por puro azar, poner en el mercado un producto que crea un torbellino en el sector audiovisual.
Ocurrió con las primeras DSLR que grababan vídeo hace aproximadamente un lustro, y parece que está ocurriendo otra vez con la Sony A7s y su posibilidad de grabar en 4K, codificar en Slog2 y llegar hasta niveles ISO antes imposibles gracias a la resolución comedida de su sensor de 35 mm.

Sony_A7S_vs_GH4_02_A
Copyright: Albedo Media

En este artículo no pretendemos teorizar sobre si la Sony A7s conseguirá o no triunfar en un mercado complicado y bastante saturado, sino que nos limitaremos a estudiar esta pequeña maravilla tecnológica desde un punto de vista técnico a la vez que práctico, llevándola al límite para así analizar su respuesta en rango dinámico, resolución, ruido, etc.

Sony A7s:rango dinámico

El lector que busque una respuesta clara, concisa y rotunda respecto al número de “stops” de rango dinámico de la Sony A7s, puede verse desilusionado tras leer este artículo. Y es que el rango dinámico de una cámara es un valor mucho mas subjetivo de lo que parece.
Este valor está fuertemente relacionado con el ruido, el cual es determinante a la hora de juzgar la usabilidad o no de los últimos pasos en dirección a las sombras.

Asimismo, existe la idea equivocada de que los diferentes perfiles que ofrece la cámara nos pueden aportar un mayor o menor rango dinámico, gracias a ofrecer una imagen mas plana, o mejor dicho, menos contrastada. Lo cierto es, que la cámara tiene un valor máximo de rango dinámico, y cargar un perfil u otro, sólo nos hará aprovechar ese valor de una forma u otra, distribuyéndolo de forma diferente o incluso limitándolo, pero nunca ampliándolo.

Sony_A7S_vs_GH4_skydata_07_AA
Sony A7s vs Panasonic GH4 in CINE4 mode. Pro ISO 200 the difference of detail in highlights from heaven speaks for itself.

¿Y que hay del Slog? Sin duda la capacidad de la Sony A7s de grabar en modo logarítmico gracias al perfil Slog2, que se encuentra en el PP7 de la cámara, es uno de los grande motivos por los que la A7s está causando tanto revuelo. Grabar en logarítmico significa tener una distribución más homogénea de los pasos de rango dinámico, conservar mejor las altas luces, obtener una imagen más adecuada para el etalonaje, etc.

Pero como podéis comprobar tanto en los vídeo test como en la tabla que hemos realizado, el Slog2 sólo parece desplazar el rango dinámico hacia las altas luces, a costa, eso sí, de aumentar el ruido considerablemente en las sombras. Por este motivo, creemos que si bien nos será muy útil en las situaciones en las que necesitemos esos pasos extra en altas luces (lo cual atenúa además el look vídeo) su uso no debería generalizarse a todos nuestros trabajos ya que, en la mayoría de las situaciones, será mas conveniente grabar a niveles ISO más bajos y obtener menos ruido en nuestra imagen. Quizá en este punto debamos recordar que el Slog sólo trabaja a los ajustes ISO superiores a 3.200.

Rango-Dinamico_Sony_a7S_AA

Como podéis comprobar en la tabla y el vídeo que hemos realizado, el Cine4 nos ofrece un rango dinámico tan amplio como el Slog pero con mucho menos ruido, si bien dicho rango está desplazado hacia las sombras. Nuestra recomendación sería, por tanto, utilizar el Slog sólo cuando se vaya a etalonar en un entorno profesional; en caso contrario, usar el perfil Cine4 subexponiendo al menos un paso para así conservar mejor las altas luces, y levantar las sombras después en el etalonaje.

Sony A7s: ruido

Mucho se ha hablado ya –por lo buenos– de los niveles de ruido de la Sony A7s, sobre todo en fotografía, pero no tanto del ruido que muestran las imágenes de vídeo y aún menos en su modo 4K, el cual hemos capturado gracias a la Blackmagic Ultrastudio 4K y el software Media Express de la misma marca.

De nuevo, tenemos que hacer hincapié en que el ruido es un factor en parte subjetivo, y que los niveles que pueden ser aceptables para uno, pueden no serlo para otro. Dicho esto, podemos afirmar que los niveles de ruido de la Sony A7s son, sin duda, de los más bajos que hayamos visto hasta ahora, no sólo en cámaras CSC, sino también en modelos profesionales.

Por supuesto, su sensor de aprox. 24 x 36 mm (“tamaño completo”) y sólo 12 Mpx. es el responsable de este bajo nivel de ruido, que para que el lector pueda hacerse una idea, a ISO 12.800 correspondería al de una Lumix GH4 a ISO 1.600, ambas disparando en 4K y modo “CineLike”.

Queremos hacer de nuevo hincapié en este apartado sobre el mayor ruido que genera la A7s sobre todo en sombras en modo logarítmico, o Slog2. Si bien este se atenúa considerablemente en el etalonaje o al aplicar la LUT correspondiente, aconsejamos al usuario en busca de la máxima limpieza de imagen, que elija otro perfil como el Cine4, el cual además permitirá trabajar a niveles ISO menores, hasta incluso ISO 100 (ISO 200 en el caso de Cine4), en contra del Slog que sólo permite trabajar a ajustes mayores de 3.200 ISO. De nuevo, deberemos elegir entre un rango dinámico más cinemático pero con un ruido mayor, o un rango dinámico menos rico en altas luces pero con un ruido mucho más bajo.

Sony A7s: resolución

Una de las grandes bazas de la Sony A7s es su posibilidad de grabar vídeo en 4K, o mejor dicho Ultra HD, puesto en números, 3840 x 2160, lo cual equivale a exactamente 4 veces mas resolución que el conocido FullHD, o 1920×1080.
Desgraciadamente, la A7s no cuenta con grabación interna en 4K, necesitando de un grabador externo para capturar dicha resolución. El problema es que la salida 4K o UltraHD de la Sony es vía HDMI, y actualmente no existe ningún grabador portátil 4K HDMI en el mercado.

Athomos_Shogun_A

Pronto aparecerán varias opciones, la mas interesante sin duda será el Shogun de Atomos (arriba), el cual además contará con pantalla táctil y diferentes formatos de grabación.
La única opción disponible por el momento para poder capturar y así evaluar la resolución nativa de la Sony A7s, es la tarjeta capturadora Blackmagic Ultrastudio 4K. Esta tarjeta, en forma de rack de sobremesa (abajo), se conecta al Mac mediante su puerto Thunderbolt, siendo el Mac el que captura realmente la imagen usando el programa Media Express de Blackmagic.

BM_Ultrastudio_4K_A

Sony_A7S_vs_GH4_resolucion_06_AA

Esta es la configuración que hemos aplicado para realizar este test, y que ha permitido mostraros los resultados de esta cámara y una pequeña comparativa con la Panasonic Lumix GH4.
En cuanto a la resolución en 4K, hemos de reconocer que la cámara entrega una imagen muy nítida, rica en detalles y con apenas artefactos digitales tales como aliasing o moiré.
Comparada con la Lumix GH4, la cual siempre ha tenido fama de cámara con mucha resolución real, la Sony A7s parece entregar una imagen más clara y nítida, se podría decir que con un mayor microcontraste, o acutancia si eres como nosotros, que crecimos con el fotoquímico.
Pero también hay que aclarar que aunque parezca más nítida la imagen de la A7s, en realidad ambas parecen resolver el mismo nivel de detalle.

Sony A7s: codec XAVC-S

He aquí una de las grandes mejoras de la Sony A7s respecto a sus hermanas las A7 y A7r y también toda la gama Alpha NEX, el codec de compresión de sus imágenes de vídeo.
Dichas cámaras contaban con el antiguo codec AVCHD, el cual contaba con una baja tasa de transferencia, 25Mbps, lo cual producía imágenes muy comprimidas, con colores algo pobres y no exentas de artefactos.
Por fin Sony ha escuchado las peticiones de los usuarios y ha implantado en esta A7s un codec mucho más estable y resistente, gracias a su mayor tasa de datos (50 Mbps); estamos hablando del XAVC-S. Así pues, la A7s es capaz de grabar internamente a un máximo de resolución de 1920×1080 con este codec, el cual lleva una codificación de color de 4:2:0 y 8 bits de profundidad de color.

Parece que el XAVC-S, versión amateur XAVC (el cual llega a alcanzar hasta 12 bits y 4:4:4), si bien no es perfecto, ofrece al usuario una relación calidad/tamaño muy aceptable, manteniendo al mismo tiempo un amplio rango de color con el que hacer correcciones sin miedo a «romper» la imagen.
Este es un punto importante cuando hablamos de un codec, su resistencia al etalonado, acción que hemos llevado a cabo con Davinci Resolve, obteniendo fantásticos resultados sobre el códec XAVC-S de la Sony A7s, el cual nos ha sorprendido gratamente por su estabilidad y robustez, nada que ver con el antiguo AVCHD.

Independientemente de la grabación interna, la A7s cuenta con salidas “limpias” por HDMI, funcionando tanto a 1080p como en UHD/4K. En ambos casos están limitadas a 8 bits aunque el muestreo de color mejora notablemente a un 4:2:2.
Un factor interesante para aquellos que solo necesiten terminar sus trabajos en 1080p es el hecho de poder capturar a 4K y reescalar posteriormente a 1080p en postproducción. De este modo lograremos no solo una imagen de altisima calidad sin prácticamente artefactos de compresión, sino pasar de una imagen a 4:2:2 a una 4:4:4.

Seguro que muchos estáis pensando que por que no capturar en RAW como ya hacen otras cámaras, nosotros a esto os responderíamos con un proverbio griego “Cuando los Dioses quieren castigar a los hombres, hacen sus deseos realidad”. Y es que todos los que hemos grabado video en RAW sabemos el castigo que supone trabajar con la ingente cantidad de datos que se generan en un sólo día de rodaje.

Un buen codec es y será aquel que consiga la menor tasa de transferencia manteniendo una buena calidad de imagen, y podemos decir sin dudarlo que el XAVC-S supera con creces lo que esperábamos de un codec que cuenta solo con 8 bits.

Sony A7s: moiré y aliasing

Parece que los tiempos en el que el moiré y el aliasing podían arruinar el éxito de nuestras producciones han quedado atrás. Por fin los fabricantes han escuchado las demandas de los usuarios y han puesto remedio a este molesto y persistente problema que padecían casi todas las DSLR.
La Sony A7s es la primera cámara fotográfica CSC que realiza una lectura completa del sensor cuando grabamos vídeo, tanto en Full HD como en UHD. Esto se debe en gran parte a que cuenta tan solo con 12 Mpx., y este bajo nivel de densidad de fotodiodos, hace posible que la A7s utilice todos y cada uno de los píxeles resultantes para formar la imagen final, no saltándose líneas completas de píxeles como suelen hacer el resto de cámaras fotográficas.
Esta acción, conocida como line skipping, es la que produce esos indeseados artefactos digitales, los mas comunes son el moiré y el aliasing, que se muestran casi siempre en detalles finos y lineas muy juntas.

En nuestras pruebas, tanto la Sony A7s como la Lumix GH4 han salido muy bien paradas, mostrando la A7s una pequeña ventaja respecto a la Lumix en cuanto a moiré. Sin embargo, la Lumix muestra una clara tendencia a producir aliasing de color, algo que se puede ver sobre todo en las sombras.
De nuevo aquí los perfiles pueden ayudarnos a mejorar la respuesta y a atenuar dichos artefactos, siendo los perfiles menos contrastados los más adecuados.

Sony A7s: ejemplo práctico

Lo que puede dar de sí un instrumento como la Sony A7s en manos de entusiastas y buenos profesionales, sean de la videografía, sean del motociclismo, se puede comprobar en el vídeo tomado íntegramente en bajas condiciones de luz.

Sony A7s: Conclusiones

Nos encontramos ante una cámara con unas características únicas en cuanto a la grabación de vídeo, una respuesta fantástica en niveles ISO altos, y un amplísimo rango dinámico. Sin duda la combinación cámara y grabador 4K necesario, harán que el conjunto se más costoso que cámaras como la Panasonic GH4 o incluso la Blackmagic 4K, pero también creemos que la Sony A7s supera en muchos sentidos a estas cámaras. Siempre es difícil hacer una comparativa, puesto que tanto precios como prestaciones difieren de un modelo a otro, con lo que será el usuario final el que deba decidir cuál es la cámara que mejor se adapta a sus necesidades.

Sony_A7S_vs_GH4_01_A
Copyright: Albedo Media

Nosotros creemos que la Sony A7s deberá ser la elegida por aquel que busque una cámara con sensor de 24 x 36 mm (“formato completo”), mucho rango dinámico (sobre todo en altas luces gracias al slog2) bajo ruido los ajustes ISO altos y un gran resolución.
Claro que no todo en la A7s es lo ideal, y así, depender de un grabador externo, más aún si es vía HDMI (conexión que nos ha dado mas de un problema por su poca robustez) puede condicionar el éxito de esta cámara, pero recordemos también que ninguna cámara es perfecta, y la A7s no es una excepción.

¿Tiene la Sony A7s los elementos necesarios para convertirse en la nueva herramienta preferida por los realizadores independientes? Nosotros creemos que sí, pero sólo el tiempo lo dirá.

Queremos agradecer desde aquí a Camaralia, ePlató y Adrián Cabello por la ayuda prestada para realizar este test, sin ellos, todo esto no habría sido posible.